Y SI CAMBIAMOS EL MUNDO!!

El mundo esta loco, son tiempos oscuros pero tengo la esperanza de que el hombre sea capaz de cambiar lo malo y construir un nuevo mundo ¿Te atreves a ello?

GUERRA CIVIL O FRATICIDIO – MEMORIAS DE UN DRAMA septiembre 8, 2008


Escrito por: celia-lor el 05 Mar 2008 – URL Permanente

José y Francisco jugaban divertidos en medio de la finca, jugaban a soldados y trincheras recordando las historias oidas de la Gran Guerra, corrían divertidos sin pensar que sus juegos en un futuro se harían realidad. María le observaba mientras limpiaba habichuelas, y sonreía al ver a los niños correr, José era huerfano una epidemía de tisis se había llevado a sus padres hacía ya 3 años, María y antonio, su esposo se habían hecho cargo del niño, cuidandolo junto a su hijo Francisco como si de otro hijo se tratará.
José y Francisco crecieron juntos como hermanos, compartiendo juegos, diversiones, y como no la locura del enamoramiento, ambos ya hechos unos hombres se habían casado y formado una familia y ahora a los 25 años, trabajaban en el mar ganando el pan de los suyos.
La noche se le había hechado encima, José caminaba apurado para volver a su hogar, la guerra había estallado hacía ya algún tiempo, y aunque aquel pequeño pueblo estaba alejado de los lugares más castigados, nunca se sabía donde podía aparecer un batallón, José no sabía ni entendia muy bien aquello de la guerra, su prioridad diaría era la de traer comida a su familia, sin importarle realmente quien mandaba.
– ¡Alto, ¿quien va?
– José – dijo el con voz temerosa- de regreso a mi casa
– Tú no vas a ningún lado, te vienes con nosotros – gritó el oficial republicano – en el frente hacen falta hombres.
– Pero…debo cuidar de mis hijos – respondió él temeroso.
– Tú decides, o te vienes al frente o te doy un tiro aquí mismo por enemigo de la republica – respondió el sargento – si tanto te preocupa tu familia, no rechistes y ven aquí.- Continuo mientras colocaba la pistola frente a José.
Fue así como José siempre preocupado por su familia, se fue al frente republicano, no entendía muy bien porque debía luchar, pero temía que si no lo hacía su familia corriese peligro.
María estaba sentada junto a la ladeira, sus ojos llenos de lágrimas, Ana, la esposa de José a su lado sollozando, sin saber muy bien que podía hacer, la puerta se abrió y entro Francisco, había estado unos días en la mar, pescando, y al llegar a tierra le habían contado como los republicanos habían llegado al pueblo y se habían llevado a varios hombres al frente, al ver a su madre y a Ana, la pregunta que le venía a la mente se respondión sola, se habían llevado a José, estaba seguro, un escalofrio le recorrió la espalda, ¿porque coño no pueden dejarnos en paz?, solo queremos vivir tranquilos, no queremos luchar. Pensó mientras abrazaba a Carmela, su mujer y se acercaba a su madre.
-pomm,pommm!!- Sonó la puerta – ¡Arriba España!, – se escuchó.
– Que quieren? – preguntó Francisco a la vez que abría la puerta –
– Tú, eres joven y fuerte , te vienes con nosotros al frente – dijo el oficial nacional – No puedo, debo hacerme cargo de mi familia, ya hemos tenido demasiadas perdidas y me necesitan para sobrevivir.
– De eso nada- respondió el oficial – o acaso ¿eres republicano?
Francisco, tembló al mirar la pistola que le apuntaba, miró a las mujeres y escuchó a los niños jugando en la habitación, debo ir – pensó – sino sabe Dios que le haran a mi familia.
Así Francisco se despidió de su familia y se fue al frente, preguntandose que sentido tenía aquella guerra.
Pasaron unos meses, en que ambos en sus bandos, lucharon batallas en las que no creían, pensando en sus familias y soñando con que aquella pesadilla acabará y volver a abrazar a sus familias.
Esta noche es especial pensó Francisco, la luna brillaba llena en el cielo, y las nubes tapaban sus rayos a merced del viento, hacía guardía cerca estaban los republicanos, junto a él su cabo, encendía un cigarrillo; de pronto entre los arboles un enemigo saltó seguido de otro y corrió por el campo acercandose a ellos, Francisco empuñó su fúsil, mientras su oponente hizo lo mismo, de repente al tiempo que ambos disparaban, la luz de la luna iluminó sus rostros y por un instante se miraron, sus ojos se reconocieron, José y Francisco fueron conscientes por un momento mientras sus cuerpos caían malheridos de que su reencuentro tan ansiado, era el último en vida, sin querer, sin que nadie les hubiese preguntado si querían luchar en una guerra como todas sin sentido, solo por estar en el sitio equivocado en el momento inadecuado, sus vidas se extinguían, se miraron en un último suspiro y soltando sus armas, se estrecharon las manos al tiempo que sus almas abandonaban sus cuerpos. En el cielo si existe se encontraron y continuaron jugando como cuando eran niños, en el aire quedó una pregunta ¿Porque nos obligaron a luchar en está guerra sin sentido??
A muchos kilometros, en ese instante, María, cual dolorosa, sintió como su corazón se partía, supo que sus hijos no volverían, las lágrimas invadieron sus ojos, y observó a sus nietos, jugando y pensó ¡Malditos seaís vosotros que en vez de cuidar de vuestro pueblo, les obligaís a luchar, a luchar hermanos contra hermanos!
María y Antonio, vivieron ayudando a Ana y Carmela a críar a sus hijos, pero María jamás volvió a sonreir, su corazón partido para siempre, a ella le daba igual el bando, sus hijos habían muerto, ahora uno es un heroe, el otro un villano, mañana quizás llegue quien diga al revés, y el heroe será villano y el villano heroe, pero para ella José y Francisco eran sus hijos, y una guerra estupida se los había arrebatado.

Esta es una historia ficticia, pero por desgracia tiene mucho de realidad, la he escrito a través de mi memoria, de esas historias que he escuchado, pero lo importante de ella, es el recuerdo de una guerra que no llevó a ningún lado, solo a la muerte entre hermanos, ruego a Dios que no volvamos a escuchar los disparos a la luz de la luna llena, que el pasado nos sirva, para recordar que entre hermanos no nos debemos matar, que la guerra, cualquier guerra es un error, y que solo hay victimas, el pueblo, da igual el bando, si los que mueren son hermanos.
Al fondo recuerdo esta canción que seguro muchos hemos escuchado en nuestra juventud “Madre anoche en las trincheras”

Y para recordar la soledad del soldado os dejo otra canción
“Querida Milagros” de “el último de la fila”

Quede aquí pues mi homenaje a todos aquellos que perdieron la vida en una guerra sin razón, a todos aquellos que de un bando u otro perdieron a un ser querido, porque las víctimas fuimos todos, todos los que habitamos este magnifico país, porque las lágrimas no entienden de colores, porque las madres, esposas, hermanas e hijas, no entendían de politicas, solo de amor y cariño.

Un bico.

22 comentarios Escribe tu comentario

casajuntoalrio dijo

Guerra provocada por una sublevación militar contra la legalidad y que condujo a cuarenta años de oscuridad. Fue una guerra entre españoles pero las responsabilidades no se reparten por igual
Un abrazo

celia-lor dijo

No casa , pero no hablo de responsabilidades, personalmente siempre me queda la duda, de que hubiese pasado de ganar los republicanos, con los soldados del bando nacional, si hablamos de responsabilidades quizás pasaríamos tiempo planteandonos, porque los republicanos, con medios y alidados, no la ganaron, y sabes yo responsabilizo a los militares que se sublevaron y a los cargos de la republica que no supieron evitar la sublevación, pero no puedo responsabilizar a los caidos por ambos lados, ni a sus familias, ni a las nuestras, mis padres eran muy pequeños cuando estalló la guerra, pero pasaron una infancia muy puta, porque a los que mandaban unos y otros no se les dió por evitar una guerra, o es que Francisco, casos como este se han dado de sobra, no tiene derecho a un recuerdo digno. El odio amigo, solo genera odio y eso no es bueno, en nuestras manos está el recordar los pequeños dramas, para evitar nuevos.
Bicos.

YoGroucho dijo

Celia, mi padre todavía vive, estuvo en el frente de madrid entre otros y morirá como tantos sin conocer la III republica. Has hecho un articulo extenso pero con poco fondo. Aquello fue la antesala de la II Gerra mundial españa fue el chivo expiatorio para Los nazis alemanes y fascistas italianos. Debes saber que toda europa empezando por R.U. de churchil le dieron la espalda a la republica en beneficio propio. Respeto, pero no estoy nada de acuerdo con lo que ecribes en este articulo, lo siento.

casajuntoalrio dijo

El problema es que hay que hablar de responsabilidades. Y no fue una guerra fratricida sino una guerra de banqueros, iglesia y militares confabulados contra un pueblo que trataba de dirigir su destino en las urnas. Ellos con Franco a la cabeza fueron los responsables y los culpables de las muertes y de la guerra.
salud

zaila

zaila dijo

la guerra guerra es, el pueblo nunca sale ganando, y algunos comentarios dan miedo, esperemos seguir viendolo solo en los libros de historia.

celia-lor dijo

A ver, os contesto a los dos, mi percepción personal de la guerra civil, evidentemente es un poco distante, tengo 41 años por lo que lo que conozco es lo que he oido, no tengo consciencia ni siquiera de la post guerra, mis padres eran muy niños cuando la guerra, así que sus historias son más sobre la postguerra que sobre la guerra, me han educado en el respeto a las opiniones de todos y jamás he oido hablar en mi casa de “los rojos” o “los fascistas”, como algo tremendo, me han contado como fue su vida en la postguerra y eso fue malo para todos, no evidentemente para los que mandaban, sino para el pueblo, soy más bien hija de la democracia, por lo que realmente me parece triste no tratar a todas las victimas de la guerra, que salvo los que mandaron a posteriori, fueron victimas de la misma, tu padre yogroucho, sufrió como republicano, pero hubo muchos que se vieron lanzados a una guerra que no entendían sin querer, y a esos de un bando y otro dedico este post, lo dejo claro en mi último parrafo, no pretendo hacer una tesis sobre ellos, solo quiero expresar que podemos pensar distinto, pero no llegar a semejante barbaridad, da igual el lugar, da igual el momento, en una guerra siempre hay victimas que no quieren luchar pero que no les queda más remedio.
Casa si quieres que hablemos de responsabilidades lo haremos, pero creo que desde un punto objetivo, con la cabeza no con el corazón, los responsables directos, los que hicieron la guerra, Franco y compañía son culpables, pero amigo están muertos y bien enterrados, lo que hay es que evitar que vuelvan a existir elementos capaces de pelear y utilizar la violencia en su beneficio, y creo que desde el punto de vista de los que se vieron abocados a esa guerra sin razón podemos encontrar un poco de cohexión, siento mucho haberos molestado si lo he hecho, pero por algún motivo sentía que debía escribir este pequeño relato, para evitar que nadie vuel va a tener que cantar “madre a noche en las trincheras”.
Un bico para los dos

celia-lor dijo

Gracias zaila, has entendido perfectamente lo que quería decir. Un bico.

MaríaJosé GH dijo

A mí lo que más me ha gustado de este escrito, Celia, es el enfoque emocional que le das al conflicto… Por supuesto que hablar de una guerra civil es algo muy complejo (y más si se trata de la española, que en su conjunto tiene más bibliografía que la I y la II Guerras Mundiales juntas…) Pero lo que aquí se realza no es tanto el conflicto político y sanguinario que fue como las consecuencias reales y simbólicas de una guerra fratricida… Fueron hermanos los que lucharon entre sí, literalmente. Mi abuelo que era republicano luchó contra los nacionales entre los que se encontraba uno de sus hermanos… Y aquí el simbolismo está tratado de forma literal… No creo que lo importante sea destacar las fechas, los datos o discernir responsabilidades, sino saber que todo conflicto armado es una tragedia y que muchas veces, si no es siempre, quienes sufren las consecuencias son precisamente los más débiles… Y los débiles en ese sentido, los que tuvieron que abandonar a sus familias para ir a matarse en las trincheras eran de los dos bandos… Tanto por el fondo como por la forma, me ha gustado mucho tu relato, Celia. Muchos besos!🙂

celia-lor dijo

Gracias mariajose, esa es la idea. Bicos.

Fernando Solera dijo

Te felicito de corazón, Celia, por el texto que has escrito. Un texto que nos muestra la barbarie del pasado para que no se vuelva a repetir. No voy a entrar al trapo en el intento de algunos por arrimar el ascua a su sardina hablando de las responsabilidades, porque ninguno de los dos bandos podía presumir de ser unas hermanitas de la caridad, aunque ahora algunos pretendan vendernos lo contrario.

Sólo quiero añadir que ojalá, gobierne quien gobierne, de ahora en adelante se dediquen a mirar más al presente y al futuro, y no a remover una guerra civil de la cual yo, como español, me avergüenzo.

Un biquiño.

celia-lor

celia-lor dijo

Gracias Fernando, a veces se insiste en las responsabilidades para no olvidar lo que paso, pero es cierto que utilizar la barbarie con fines egoistas como son en politica es tremendamente erroneo y para nada beneficia a las victimas. Bicos.

daneel-olivaww dijo

¡Plafffff! Se cierra la pueta a mis espaldas…

Hola… Buenas noches. ¡Ya estoy aquí! ¿Qué hay de cena? ¡Tengo hambre!

Id poniendo la mesa mientras miro este pergamino que hay aquí manchado de tinta, luego me siento…

Huy, bueno. Por desgracia, he leído casos como este. Ocurrieron. Yo pienso, que lo peor que puede hacer una persona en una guerra, es ponerse en alguno de los bandos. Ahora bien, la Guerra Civil aquí, se hizo por esos fanáticos sublebados militares con apoyo de grandes capitales y de Alemania entre otros. Alemania experimentó aquí, en el norte de España con los aviones que después usaría en su guerra particular.

Un momento que miro los comentarios que tienes con casa…

Bueno, sí, es un tema difícil, pero qué te parece si lo dejamos y nos sentamos a la mesa… ¡tengo hambre! Y mira, tienes un jarrito por ahí, he traído unos ramitos de rosas silvestres del bosque, tienen una fragancia cautivadora…

¡Guauu… la cena riquísima… con el hambre que yo tenía… másss, quiero más…

Un beso desde Gaia

celia-lor dijo

Hola daneel, me alegro de que te haya gustado la cena, yo con mi naricita colorá, tengo pocas ganas pero me paso a darte biquiños y decirte que solo intento con este post, que la gente se de cuenta de que la violencia solo trae victimas inocentes, los malos espero que estén en el infierno, si es que existe, pero aquellos que murieron por culpa de la obcecación de los poderosos, esos se merecen mi respeto y mi recuerdo. Bicos.

lola dijo

Querida Calia ..impresionante ..de verdad ….para mi las dos cosas ….las dos cosas van unidas…..!!Nunca más!!

celia-lor dijo

lola, eso es ¡¡¡nunca mas!!!, bicos corazón.

glhoria dijo

LAS GUERRAS LA SUFREN LOS INOCENTES PARA QUE LOS COBARDES LLEGUEN AL PODER.

GRACIAS CELIA POR RECORDARME QUE EN MI FAMILIA TAMBIEN HUBO ALGUN CASO SIMILIAR. LAS GUERRAS COMO LA QUE SE VIVIO EN ESPAÑA POR AMBOS LADOS NO TUVO NINGUN SENTIDO LO MISMO DA QUIEN MATO MAS O MENOS O QUIEN SE HIZO CON EL PODER.EL CASO ES QUE SIEMPRE PAGAN LOS MISMOS.

OJALA LA GENTE NO OLVIDE NUNCA QUE EL ESPAÑOLITO DE APIE SOLO QUIERE VIVIR EN PAZ .

UN BESO GLORIA

celia-lor dijo

gRACIAS GLORIA, LAS GUERRAS SON TREMENDAS PERO MAS SI SON ENTRE HERMANOS. bIQUIÑOS.

manolosalas-gr dijo

Algun poeta dijo, alla los muertos que entierren como dios manda a sus muertos, pero los dolores, las injusticias, el terrible escenario del sinsentido, los desgarros del alma pisoteada, el dolor de verse envuelto en una voragine de sangre ……aunque los verdugos salieron victoriosos de esta guerra, hay muchas heridas por cicatrizar, un saludo

celia-lor dijo

manolo hay muchas Marías, aunque cada vez quedan menos, que lloran a sus seres queridos, el tiempo nos enseña que debemos cambiar, pero no podemos olvidar a los que no sobrevivieron, para que esto no vuelva a suceder. Bicos.

Anónimo

Anónimo dijo

Celia-flor esa historia que crees es totalmente real. En esta ocasión se vió un cliente mío regresando con una mano apuntada. En el otro bando el voluntario forzosamente obligado regresó con una medalla y un tiro en el muslo. Aquella guerra no fue Guerra Civil fue Guerra Incivil. Los militares pudieron votar con sus bayonetas de sus porque los políticos no se pusieron de acuerdo con el arma de las palabras de sus votos.
Paracuellos de Jarama recibió sangre inocente provocada por republicanos insensatos. La plaza de toros de Badajoz se cubrió con la de republicanos hombres de bien. A mi generación le robó la niñez y a las soñadoras adolescentes les robó el novio. Ganadores y perdedores contaron la verdad a medias. Yo la viví en El Alto del León, desde entoces el Alto de los Leones. Pasó por encima de mi cuerpo que un alma piadosa cubrió con un colchón. Estuve en una calle de Zaragoza cuando cuando las bombas sembraban muerte. El cerco de Teruel esta cercano del lugar donde pasé uno de los terribles veranos.
Agua pasada no mueve molino, pero aguas abajo puede montarse otro molino.
Un nostálgico beso en nombre de los muertos de los dos bandos y otro alegre para los que sobrevivieron y pudieron daros la vida a vosotros.

Anónimo

Anónimo dijo

Celia-flor esa historia que crees es totalmente real. En esta ocasión se vió un cliente mío regresando con una mano apuntada. En el otro bando el voluntario forzosamente obligado regresó con una medalla y un tiro en el muslo. Aquella guerra no fue Guerra Civil fue Guerra Incivil. Los militares pudieron votar con sus bayonetas de sus porque los políticos no se pusieron de acuerdo con el arma de las palabras de sus votos.
Paracuellos de Jarama recibió sangre inocente provocada por republicanos insensatos. La plaza de toros de Badajoz se cubrió con la de republicanos hombres de bien. A mi generación le robó la niñez y a las soñadoras adolescentes les robó el novio. Ganadores y perdedores contaron la verdad a medias. Yo la viví en El Alto del León, desde entoces el Alto de los Leones. Pasó por encima de mi cuerpo que un alma piadosa cubrió con un colchón. Estuve en una calle de Zaragoza cuando cuando las bombas sembraban muerte. El cerco de Teruel esta cercano del lugar donde pasé uno de los terribles veranos.
Agua pasada no mueve molino, pero aguas abajo puede montarse otro molino.
Un nostálgico beso en nombre de los muertos de los dos bandos y otro alegre para los que sobrevivieron y pudieron daros la vida a vosotros.

celia-lor dijo

Pues si Joaquín aunque esta sea una historia ficticia, se que ha habido muchos casos semejantes, lo importante es aprender de nuestros errores y no volver a cometerlos, como tu dices tanta culpa tuvieron los militares como los politicos, y de eso deberíamos darnos cuenta todos, para evitar nuevas injusticias. Bicos.

 

One Response to “GUERRA CIVIL O FRATICIDIO – MEMORIAS DE UN DRAMA”

  1. http://WWW.INFOCONTINENTAL.COM

    Asi que ya sabeis, a tomar nota😉 buen post, gracias


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s