Y SI CAMBIAMOS EL MUNDO!!

El mundo esta loco, son tiempos oscuros pero tengo la esperanza de que el hombre sea capaz de cambiar lo malo y construir un nuevo mundo ¿Te atreves a ello?

Historias del Paro 2 – “Mi nombre es Esperanza” – Vigo despedidos POVISA junio 16, 2010

Filed under: Uncategorized — celialor @ 6:05 pm
Tags: , , , , , ,

Cada vez que un trabajador es despedido, su familia se ve afectada, sus parejas, sus padres , sus hermanos, y sobretodo sus hij@s, son ellos en especial, l@s niñ@s las verdaderas victimas de la crisis, ell@s que ven su seguro mundo, ese que los padres intentamos darles, sacudido por una situación que no entienden, pero que les afecta a todos los niveles.

Esperanza” puede ser hij@ de cualquiera de nosotr@s, pero hoy aparece para apoyar a los 15 trabajadores despedidos de POVISA, como un rayo de luz y con los ojos de una niña, plantea el problema desde un punto más humano.

Los niños, con su visión de la vida más simple nos enseñan, como me dijo mi hija Ainhoa el otro día: “Mama porque las personas son tan egoístas, no ven que si todos nos ayudamos el mundo será mejor??”

Mientras reflexionamos sobre ello, os dejo la pequeña nota que mis compañeros están distribuyendo, quizás algún día los adultos seremos capaces de ver la vida con los ojos de un niño.

Mi nombre es “Esperanza”, soy pequeña y vivo en Vigo, mi mama y otros 14 compañeros trabajaban hasta el día 5 de Mayo de 2010 en un Hospital muy grande que hay en mi ciudad, se llama POVISA, y me han dicho que es muy importante en España, porque es el que siendo privado cobra más de la sanidad pública, para que mi mama y muchos compañeros más, creo que más de 1400, que son un montón, cuiden de mucha gente en mi ciudad.

Pero el día 5 de Mayo, mama volvió a casa llorando, los mayores no nos cuentan sus cosas, pero me escondí detrás de la puerta y escuché a mama contar a papa que sus jefes le llamaron a la oficina, decía que de personal, yo pensé que eso era bueno, porque la palabra habla de personas, pero entonces mama se hecho a llorar y le dijo que le habían mandado recoger sus cosas, y que ya no volviera a trabajar nunca más a POVISA.

Yo no entiendo mucho así que pregunté a mi hermana mayor “Curiosidad” y ella me explicó que mama llevaba muchos años trabajando en POVISA unos 30, pero que ahora el dueño ya no quiere que siga trabajando allí, ni ella ni sus otros 14 compañeros, el habla de que los que le tienen que pagar , el Sergas, no quieren seguir pagando-le tanto como antes, porque hay una cosa que se llama crisis, algo que entendéis los mayores, sobre todo los que no son ricos, y no hay tanto dinero para repartir, y claro él no va a dejar de ganar todo su dinero, así que tiene que recortar personal del hospital, y como ahora hay ordenadores, mama y sus compañeros ya no le hacen falta.

Curiosidad me ha contado que cuando despiden a alguien, los jefes deben pagarles un dinero por todos los años en que han trabajado para ellos, en POVISA son 45 días por año trabajado, por una cosa que se llama convenio, pero que como el “despido es objetivo”, ustedes entenderán, yo no, solo le van a pagar 20 días y aunque mama lleva 30 años allí, solo le pagaran como si trabajara 12.

Así que mama ahora no va a poder ganar dinero todos los meses para que yo y Curiosidad, podamos crecer, fuertes, seguras y felices, que es para eso para lo que trabaja mama.

Ahora mama todas las mañanas se va igual a POVISA, yo creo que no quiere contarnos lo que pasa, pero sé que van ella y sus compañeros a ponerse allí callados y tranquilos a contarle a todo el que quiera saberlo, lo que ha pasado.

Ya ha pasado casi mes y medio y mama vuelve cada tarde con los ojos más tristes, al parecer los medios de comunicación no quieren contar su historia, es como si lo que nos pase a los niños no les importe a nadie, y yo me pregunto porque a los jefes de mama les da igual que mama llore todos los días, es que ellos no tienen a nadie a quien quieran cuidar y ver feliz??

Y por eso yo les pido, que cuenten la historia de mama y sus compañeros, para que la gente sepa que fácil es dejar triste a los trabajadores en este país y que poco le importamos a los ricos los hijos, y las familias de sus trabajadores.

¿ Y a ustedes les importa?, Esperanza es pequeña pero puede crecer con que alguien cuente su historia.

Anuncios
 

DECISIONES julio 19, 2008

Filed under: Uncategorized — celialor @ 3:41 pm
Tags: , , ,

Era una tarde como otra, Ainhoa veía con papa el correcaminos en el ordenador ¿recordáis el correcaminos? mientras yo veía un reality sobre motos en la tele e Itziar jugaba con una muñeca de esas de los chinos que les das en la mano y bailan al son de una musiquilla, que le regalo mi buen amigo José, ella ponía a la muñeca a bailar y luego se desmelenaba moviéndose como loca al son de la música, de repente cuando cogía el mando para cambiar pues el programa había acabado, mi niña decidió apagar la tele y así lo hizo, apretó el botón porque la tele sobraba y mama no le hacía caso, y entonces me di cuenta de otro de esos pequeños detalles que a veces obviamos sin saber muy bien porqué, y es que en la vida debemos tomar decisiones, decisiones fáciles, decisiones difíciles pero en definitiva vivir es una constante decisión, ¿o no?

Observando a mi niña me di cuenta de que los niños nos enseñan a menudo y nosotros ni les hacemos caso, porque son niños. Cuando nacemos somos como esponjas, recabamos continuamente información, experimentamos continuamente, sin temor porque desconocemos el miedo y el riesgo, si observamos a un niño de 2 años veremos como van aprendiendo, buscando diferencias, escuchando sonidos distintos, tocando distintas texturas, y todo con un mismo fin recabar información y aprender, la experiencia les enseña y así poco a poco pasan de la desinhibición total a la total inhibición que tenemos los adultos, cuando tenemos que tomar decisiones sopesamos los pros y los contras, ellos deciden sin más, mi niña tomó una decisión sin parpadear, sabiendo que le podía caer una bronca por apagar la tele, pero para ella era más importante lo que quería, ella quería que mama jugará con ella y solo había una forma de conseguirlo.

Si pensamos de forma, a mi parecer errónea, que los niños son simples y que mi niña solo siguió son instinto pensaremos que no entienden que no se enteran pero nada más lejos de la realidad, los niños comprenden, y saben perfectamente lo que hacen, pero no están intoxicados con el entorno ellos no entienden de cobardías, de comodidad, de miedos y tabúes, somos nosotros lo que con el pasar del tiempo marcamos las pautas sociales, ellos aprenden, simplifican no complican las cosas, y deciden sin temor al que pasará, no se paran en lo cómodo sino que prefieren arriesgar, porque eso es la vida un riesgo continuo.

A medida que se van introduciendo en la sociedad comienza a experimentar temores, decepciones, mala experiencias y eso les frena les para, les enseña a priorizar en el mejor de los casos, en otros , la mayoría les frena hasta que al llegar a adultos las decisiones son verdaderos y complicados momentos, valoramos pros, contras y decidimos por lo general que ante un cambio radical mejor seguir como estamos, para que vamos a cambiar nuestra monotonía si no sabemos cuales pueden ser las consecuencias y así nos vamos acomodando a una vida que a priori nos resulta fácil pero que a la larga nos engulle convirtiéndonos en seres grises y tristes, pero amigos es que tomar decisiones es muy difícil, arriesgar sin conocer las consecuencias puede ser algo que nos descuadre, dejar nuestra fácil vida y romper con la monotonía, puede resultarnos imposible, nuestros temores, nuestras malas experiencias nos frenan y al final nuestra vida se convierte en una sucesión de momentos iguales aunque distintos, nos levantamos, trabajamos, nos relacionamos cada vez menos y al final del día dormimos conscientes de que mañana será otro día exactamente igual, y así nuestro mundo se va parando, endenteciendo, adormeciendo y nuestro espíritu se apaga, al final nos encontramos con una vida que no nos da nada pero ya es tarde para cambiarla.

En esta época, donde la carencia de fe se hace cada vez más evidente, donde la humanidad lucha por la supervivencia mientras unos pocos hacen lo posible para enriquecerse a cuenta de los demás, donde la comodidad, y el pasotismo impera, donde el hombre pasea por el mundo triste y gris, como quien se queda parado sin más, yo me pregunto si no será posible que miremos a nuestros niños y descubramos de nuevo lo importante de los cambios, de arriesgar, de luchar por lo que merece la pena, quizás si pudiésemos aprender de ellos, quizás el mundo, tendría esperanza, quizás podríamos soñar con que el gris desaparezca y un mundo de colores nos rodee.

Es momento de descanso, de vacaciones, de vaciar el saco y porque no de plantearnos nuevos retos, de decidir en que arriesgarnos, de soñar con cambiar el mundo.

Estos días estaré un poco desconectada, he decidido disfrutar del tiempo vacacional, pero lanzo una reflexión y un reto: Personalmente creo importante tomar decisiones, no me resigno a convertirme en una mujer madura, seria y gris, por eso yo te pregunto, si a ti que me lees, ¿En que estas dispuestos a arriesgarte?, ¿Vale la pena hacerlo por algo, porque? Y os planteo un reto, en estos días estivales os animo a meditar y a tomar una decisión sobre eso que para ti es importante, intentarlo no será un problema, y quien sabe quizás juntos tomando pequeñas decisiones, podamos cambiar el mundo.

Bicos a todos, disfrutar de las vacaciones!!

OS DEJO UNA CANCION PARA LA REFLEXION: ALBERTO CORTEZ — A PARTIR DE MAÑANA —