Y SI CAMBIAMOS EL MUNDO!!

El mundo esta loco, son tiempos oscuros pero tengo la esperanza de que el hombre sea capaz de cambiar lo malo y construir un nuevo mundo ¿Te atreves a ello?

Defendiendo POVISA (Sobre el concierto o privatización) noviembre 6, 2010


El pasado martes 2 de Noviembre, la dirección de POVISA informaba a los trabajadores a través de los miembros del comité de empresa, mandos intermedios y jefes de servicio, que dada la paralización de las negociaciones con el Sergas sobre la renovación del concierto que vence el 31 de Diciembre, y puesto que las condiciones anteriormente firmadas con el Bipartito y que aseguraban la continuidad del concierto con el Hospital en términos semejantes a los anteriores sin rebajarle la categoría de Hospital General que ahora tiene y que da cobertura a más de 143.000 usuarios de la sanidad en el área sanitaria de Vigo, Val Miñor y Morrazo, no son aceptadas por el nuevo gobierno y la dirección del Sergas, lo cual implica la imposibilidad de mantener la actividad actual y la viabilidad real del hospital a corto plazo, planteará un ERE en dos semanas que afectará a 800 trabajadores de un total de casi 1500, a los que se sumaran otros 400, que terminan contrato al fin del concierto.

Llegados a este punto, y dada la manipulación que desde algunos lados se está haciendo al respeto del concierto, creo necesario aclarar varios puntos:

1.- Que la movilización que estamos haciendo los trabajadores del hospital es totalmente voluntaria, la dirección se ha limitado a informarnos, nosotros hemos decidido movilizarnos.

2.- Que desde el Sergas se miente cuando se habla de una negociación del concierto, ya que las negociaciones que hasta ahora se han realizado son a nivel global de los conciertos con los hospitales privados, y que POVISA es un caso aparte ya que proporciona asistencia como Hospital General a aproximadamente 143.000 usuarios, manteniendo una alta calidad asistencial, y re invirtiendo las ganancias en mejoras sustanciales tanto a nivel tecnológico como asistencial.

3.- Que a estas alturas la presencia de POVISA como centro de referencia concertado es imprescindible en nuestro área sanitaria, la desaparición del mismo o la reducción en las coberturas que ahora proporciona, es a corto y medio plazo inviable, salvo claro que se pretenda dirigir a la población a una paulatina privatización de la sanidad, puesto que al disminuir los recursos muchos usuarios de la sanidad estarán abocados a pagar para mantener una adecuada calidad asistencial, algo totalmente inaceptable en nuestra sociedad.

4.- Que el argumento del nuevo hospital que todavía no se ha comenzado a construir y que previsiblemente tardará más de 6 años en estar listo y disponer de la totalidad de sus camas para aumentar las coberturas sanitarias publicas, no sirven, dado que nadie de los que se llenan la boca con ello cuenta con el aumento demográfico, ni las teóricamente mejoras en coberturas sanitarias a las que debíamos encaminarnos en una sociedad adelantada y desarrollada.

5.- Que a pesar de los datos, siempre manipulados u ocultando información que algunas plataformas usan en contra del concierto, la realidad es que el coste total de la asistencia a los 143000 usuarios de POVISA es menor que el coste del mismo corte de usuarios en cualquiera de los hospitales del CHUVI.

6.- Que no se cuenta que el concierto actual contempla una serie de objetivos, simplificando, POVISA al año debe realizar por ejemplo 300 intervenciones programadas, a partir de ahí no puede realizar más salvo las urgentes, y las que se realicen a mayores deben ser pagadas aparte por el Sergas, quien todavía le debe unos cuantos millones a POVISA por esta causa.

7.- Que los trabajadores de POVISA no vamos a permitir que se ningunee nuestro trabajo por parte de ninguna asociación, partido político o sindicato, nuestra profesionalidad está por encima de toda duda en los parámetros de excelencia con que el hospital trabaja siguiendo las pautas de la Joint Commission.

Y por último añadir una reflexión sobre la tan nombrada privatización:

Evidentemente en pleno estado de derecho donde el derecho a la atención sanitaria, es y debe ser prioritario para nuestros dirigentes y políticos, no hay absolutamente ninguna persona con dos dedos de narices que no este de acuerdo con una sanidad pública y de calidad. Para esto el estado debería proporcionar las infraestructuras necesarias para asegurar esa asistencia de alta calidad a todos los ciudadanos.

Pero como evidentemente no existen esas infraestructuras, los gestores de la sanidad deben optimizar recursos recurriendo a instituciones privadas, que ya cuentan con ellas, y aunque todo sería muy bonito si el Estado no tuviese que pagar esa asistencia, la realidad es que vivimos en un mundo capitalista donde nuestro bienestar viene dado por el coste económico, debe pagarse por tanto a esas instituciones por la labor que realizan, suponiendo siempre un ahorro para el Estado ya que no debe asumir el costo de construcción de esas infraestructuras, solo el coste de atención de sus ciudadanos, que por otra parte son los que revierten en el Estado con sus cotizaciones el dinero que este a posteriori debería invertir en el bienestar de todos.

En un contexto de crisis económica como la actual, y presuponiendo que para nuestros dirigentes la prioridad es el bienestar de los ciudadanos, es totalmente reprochable la disminución por parte del Estado, o Autonomía, del presupuesto para sanidad, puesto que invertir en sanidad, es invertir en una ciudadanía sana capaz de producir más y mejor y poder mantener el sistema.

Mucho más reprochable además , si esa reducción va destinada a pagar guerras externas, visitas absurdas, rescates a bancos y reuniones de alto copete a todo tren de políticos y grandes capitales.

La reducción de presupuestos en Sanidad es el camino real hacía la privatización.

En nuestro caso el romper el concierto supone empujar a 143000 usuarios del hospital , si quieren continuar siendo atendidos por aquellos profesionales a los que conoce y que le dan la suficiente sensación de seguridad y la garantía de calidad de siempre, a pagar de su bolsillo o bien un seguro privado o bien la consulta o intervención que precisen, siendo esto en este contexto económico actual totalmente inadmisible.

Por otro lado suponen la perdida de calidad en la atención sanitaria de todos los ciudadanos pertenecientes al área sanitaria de Vigo, Val Miñor y O Morrazo, algo también totalmente inadmisible.

En la siguiente tabla puede verse la diferencia de coste entre la atención en unos y otros hospitales. Se puede observar claramente el ahorro que supone para el Sergas el concierto con POVISA.

Tabla de coste hospitalario

 

Por eso y por más que vendrán en artículos posteriores según vallan sucediendo las cosas, pido a todos aquellos que me leéis que apoyéis nuestras movilizaciones, porque no lo hacemos solo por nosotros, también lo hacemos por nuestros 143000 usuarios y en definitiva nosotros somos solo un granito de arena, pero poco a poco nos están empujando a un sistema sanitario como el americano, donde solo los que pagan tienen derecho a que se les atienda.

HOSPITAL POVISA FACEBOOK

El próximo lunes a las 10,00 se hará una concentración delante del hospital, estáis todos invitados a acompañarnos, no dejéis de pasarlo a todo el mundo.

Concentración por la continuidad de POVISA

No estamos solos en este problema, nuestros compañeros del Ramón Y Cajal tienen un problema semejante, también os pido vuestro apoyo para ell@s.

DEFIENDE POVISA

NO AL CIERRE DE LA PLANTA 2 DEL RAMON Y CAJAL

  • PORQUE CON LA SALUD DE LOS CIUDADANOS NO SE JUEGA –
  • PORQUE NO SE PUEDEN REDUCIR LOS GASTOS EN SANIDAD Y USAR LO QUE SE AHORRAN EN COSAS QUE LOS CIUDADANOS NO ACEPTAMOS
  • PORQUE NO SE PUEDE JUGAR CON EL FUTURO DE 1200 FAMILIAS
  • PORQUE TODOS LOS USUARIOS DE LA SANIDAD SON IGUALES Y TIENEN LOS MISMOS DERECHOS.
  • POR ESO Y POR MUCHO MAS APOYANOS.
    – ¡ DEFIENDE POVISA ! —
 

Historias del Paro 2 – “Mi nombre es Esperanza” – Vigo despedidos POVISA junio 16, 2010

Filed under: Uncategorized — celialor @ 6:05 pm
Tags: , , , , , ,

Cada vez que un trabajador es despedido, su familia se ve afectada, sus parejas, sus padres , sus hermanos, y sobretodo sus hij@s, son ellos en especial, l@s niñ@s las verdaderas victimas de la crisis, ell@s que ven su seguro mundo, ese que los padres intentamos darles, sacudido por una situación que no entienden, pero que les afecta a todos los niveles.

Esperanza” puede ser hij@ de cualquiera de nosotr@s, pero hoy aparece para apoyar a los 15 trabajadores despedidos de POVISA, como un rayo de luz y con los ojos de una niña, plantea el problema desde un punto más humano.

Los niños, con su visión de la vida más simple nos enseñan, como me dijo mi hija Ainhoa el otro día: “Mama porque las personas son tan egoístas, no ven que si todos nos ayudamos el mundo será mejor??”

Mientras reflexionamos sobre ello, os dejo la pequeña nota que mis compañeros están distribuyendo, quizás algún día los adultos seremos capaces de ver la vida con los ojos de un niño.

Mi nombre es “Esperanza”, soy pequeña y vivo en Vigo, mi mama y otros 14 compañeros trabajaban hasta el día 5 de Mayo de 2010 en un Hospital muy grande que hay en mi ciudad, se llama POVISA, y me han dicho que es muy importante en España, porque es el que siendo privado cobra más de la sanidad pública, para que mi mama y muchos compañeros más, creo que más de 1400, que son un montón, cuiden de mucha gente en mi ciudad.

Pero el día 5 de Mayo, mama volvió a casa llorando, los mayores no nos cuentan sus cosas, pero me escondí detrás de la puerta y escuché a mama contar a papa que sus jefes le llamaron a la oficina, decía que de personal, yo pensé que eso era bueno, porque la palabra habla de personas, pero entonces mama se hecho a llorar y le dijo que le habían mandado recoger sus cosas, y que ya no volviera a trabajar nunca más a POVISA.

Yo no entiendo mucho así que pregunté a mi hermana mayor “Curiosidad” y ella me explicó que mama llevaba muchos años trabajando en POVISA unos 30, pero que ahora el dueño ya no quiere que siga trabajando allí, ni ella ni sus otros 14 compañeros, el habla de que los que le tienen que pagar , el Sergas, no quieren seguir pagando-le tanto como antes, porque hay una cosa que se llama crisis, algo que entendéis los mayores, sobre todo los que no son ricos, y no hay tanto dinero para repartir, y claro él no va a dejar de ganar todo su dinero, así que tiene que recortar personal del hospital, y como ahora hay ordenadores, mama y sus compañeros ya no le hacen falta.

Curiosidad me ha contado que cuando despiden a alguien, los jefes deben pagarles un dinero por todos los años en que han trabajado para ellos, en POVISA son 45 días por año trabajado, por una cosa que se llama convenio, pero que como el “despido es objetivo”, ustedes entenderán, yo no, solo le van a pagar 20 días y aunque mama lleva 30 años allí, solo le pagaran como si trabajara 12.

Así que mama ahora no va a poder ganar dinero todos los meses para que yo y Curiosidad, podamos crecer, fuertes, seguras y felices, que es para eso para lo que trabaja mama.

Ahora mama todas las mañanas se va igual a POVISA, yo creo que no quiere contarnos lo que pasa, pero sé que van ella y sus compañeros a ponerse allí callados y tranquilos a contarle a todo el que quiera saberlo, lo que ha pasado.

Ya ha pasado casi mes y medio y mama vuelve cada tarde con los ojos más tristes, al parecer los medios de comunicación no quieren contar su historia, es como si lo que nos pase a los niños no les importe a nadie, y yo me pregunto porque a los jefes de mama les da igual que mama llore todos los días, es que ellos no tienen a nadie a quien quieran cuidar y ver feliz??

Y por eso yo les pido, que cuenten la historia de mama y sus compañeros, para que la gente sepa que fácil es dejar triste a los trabajadores en este país y que poco le importamos a los ricos los hijos, y las familias de sus trabajadores.

¿ Y a ustedes les importa?, Esperanza es pequeña pero puede crecer con que alguien cuente su historia.

 

Vigo 15 despedidos en el Hospital POVISA — Historias del paro 1 — junio 11, 2010

Filed under: Uncategorized — celialor @ 7:32 pm
Tags: , , , , , , , , , ,

Cuando escuchamos las tremendas cifras que la crisis económica nos trae, pensamos en las cantidades globales : 4 millones y medio de parados en España, y es que la cantidad es tremenda, pero al hablar de cantidades se nos escapa, que esa cifra habla de seres humanos, de individuos con historias propias, con familias, con vidas de alguna forma truncadas por el sistema económico actual, cada uno de esos más de 4 millones y medios de parados tienen una historia que contar, son personas como tú y como yo que se encuentran en una situación menos cómoda, en algunos casos desesperada, pero claro es difícil ponerle cara o palabras a semejante cifra, y entonces se nos antoja algo lejano a nosotros, pensando en esta sociedad tan deshumanizada, que eso no va con nosotros.

Ahora con una reforma laboral a las puertas, y lo que me parece más tremendo, “¡¡ Impuesta por decreto !!”, algo con lo que nos están amenazando a diario desde el Gobierno, un gobierno que presumía de talante y que lleva demasiado tiempo sin escuchar a los ciudadanos, un gobierno que ha mentido descaradamente y se ha quedado tan ancho, un gobierno al que poco le importamos los que en realidad somos el motor de la economía, los trabajadores, el proletariado, sin nosotros nada funcionaría, pero claro como van a verlo si nosotros mismos dejamos que crean que nos doblegamos a sus caprichos.

No son mejores tampoco, los otros, los que ejercen de oposición, los que con nuestros votos deberían ser capaces de controlar los desmanes del gobierno, ellos se venden sin tener en cuenta nuestra opinión, siempre en pro de lo mejor pero no para el pueblo, para el pueblo no.

Y es dentro de este panorama, cuando de repente, a tu lado aparece de sopetón la crueldad real, la de los obreros de este país, la que nos descubre lo fácil que es perder en un instante la seguridad con la que contabas creías que para siempre, y en esa situación se encuentran ahora 15 de mis compañeros de trabajo, 15 personas cercanas, que forman parte de esa mi otra familia, la que durante más de 20 años ha compartido un tercio de mi tiempo, ellos sin esperarlo se han encontrado de un día para otro con que su seguridad laboral, esa que durante más de 10 años algunos más de 30 contaban con tener, a primeros del mes de Mayo han sido despedidos, sin más, con una indemnización que raya lo indecente, y con escasas posibilidades de poder encontrar otro trabajo que les permita recobrar la estabilidad perdida.

Esta es su historia, historia cercana a mi, historia que podría ser la de cualquiera de nosotros inmersos en este mundo capitalista, donde lo importante siempre es la ganancia del rico, y lo prescindible el bien del trabajador.

LA HISTORIA

POVISA, es el tercer hospital de Vigo, se trata de un hospital privado del grupo liderado por D. José Silveira “A Nosa Terra”, con el mejor concierto con la sanidad pública hasta hora de España, da servicio a más de 140.000 cartillas y es el hospital de referencia para el servicio de quemados de toda la provincia de Pontevedra.

Al principio era un pequeño hospital que con los años ha ido creciendo y mejorando su calidad para conseguir la acreditación de calidad de la La Joint Comission, de la que se esta en espera de resolución.

Actualmente trabajamos en el hospital unos 1440 trabajadores, divididos en las áreas sanitarias, administración, informática, mantenimiento, limpieza, cocina y archivo.

Pionero en la informatización de servicios ha ido evolucionando durante años, y como parte del acuerdo con el Sergas se ha llevado acabo la digitalización de las historias clínicas de todos los pacientes que han accedido a sus servicios.

En el archivo clínico trabajaban hasta principios de mayo 23 personas, encargadas de archivar y distribuir las historias por los distintos servicios, la mayoría habían sido trasladados de otras áreas de servicio del hospital ante el aumento de la actividad asistencial.

Cuando el proceso de digitalización de las historias clínicas comenzó, todos ellos sabían que su actividad en el archivo estaba destinada a desaparecer, pero la empresa prometió que una vez finalizado el proceso de digitalización los reubicaria en otras áreas del hospital.

Pero las promesas cuando no se firman se las lleva el viento, y eso ha sucedido, una vez digitalizadas todas las historias, la gerencia de la empresa ha tenido a bien despedir sin más a 15 de los 23 integrantes del archivo, todos ellos con contratos indefinidos y con antigüedad; cabe resaltar que la antigüedad quedó congelada en el año 1999 y que los contratos posteriores no tiene derecho a percibirla, por lo que los contratos de estas 15 personas son más caros para la empresa que la de contratos posteriores.

La empresa comunicó a los trabajadores su cese a primeros de Mayo sin posibilidad de readmisión, y con una indemnización de 20 días por año hasta un máximo de 12 mensualidades, al tratarse de un cese de actividad, con lo cual estos compañeros que han pasado gran parte de su vida dando su trabajo a la empresa se han visto en la calle, y por cuatro duros (me río yo de la reforma laboral y del abaratamiento del despido, como veis esto ya existe).

Desde entonces comité y trabajadores han estado intentando ser escuchados, los medios apenas se hacen eco de esta situación, ¿¿¡¡a quien le importan 15 trabajadores más en el paro!!??.

La lucha empezada por los trabajadores de la sanidad pública viguesa por el nuevo hospital que debe empezarse a construir en breve, y que de manera bastante insolidaria han denigrado la calidad de nuestro trabajo, sin tener en cuenta que hoy por hoy nuestro hospital es necesario para Vigo y que atendemos a un tercio de la población con una calidad asistencial y humana más que aceptable.

Además de que se manipula cierta información, por un lado que a pesar de ser un hospital privado, la asistencia a los pacientes Sergas no les cuesta nada, entra dentro de la cobertura de la seguridad social, y por otro lado el decir que los hospitales concertados les resultan a la sanidad pública más baratos que los propios públicos, algo que se puede constatar con el coste por ingreso de cada paciente.

Por otro lado la empresa, desde la gerencia da como explicación al despido, que además puede ser solo el principio, que el Sergas le debe dinero y que el concierto firmado con el Bipartito, termina el 31 de diciembre y el actual gobierno del PP no quiere renovarlo en las mismas condiciones, lo que supondría para el dueño una disminución de los ingreso actuales que en 2009 fue de mas de 100 millones según algunas fuentes.

La gerencia plantea que si el concierto no se renueva en las mismas condiciones que tenía será necesario un reajuste de personal, porque evidentemente lo que no va a hacer el dueño es perder dinero.

Mientras tanto el comité de empresa ha intentado contactar con las autoridades del ayuntamiento y de la Xunta que no parecen interesados en ayudar a solucionar el conflicto, algunos incluso, como el señor Abel Caballero, alcalde de Vigo, ni siquiera se ha molestado en escucharles.

Por otro lado nuestros 15 compañeros, que abogan por una solución pacifica, se manifiestan todos los días de forma tranquila en la puerta del hospital.

Como portavoz, Manuel Barbosa, ha intentado también contactar con los distintos partidos que forman el ayuntamiento sin conseguir hasta ahora que se les escuchara.

Se ha creado un grupo en facebook Vigo 15 despedidos del hospital Povisa y un blog “esclavosotrabajadoreslibres” , para mantener informados a todos aquellos que lo deseen.

Manuel también ha sido entrevistado, por el diario digital ANOSATERRA.

Y mientras tanto pasan los días y ellos siguen en la calle con su humilde protesta, sin perder la esperanza de que en algún momento D. José Silveira se de cuenta de que por encima de todo son seres humanos, con familias a las que mantener y a la que una cruel decisión y la falta de palabra que se les había dado, les ha empujado a un oscuro e incierto futuro.

Quizás algún día los que tienen de sobra se darán cuenta de que por encima de los intereses económicos están las personas, en este caso 15 almas que han dado los mejores años de su vida para hacer con su granito de arena que POVISA sea el hospital que ahora es, y que resulta de lo más cruel lo que esta sucediendo.

Hasta aquí y de momento mi pequeña aportación a la causa de mis compañeros, dejando desde aquí todo mi cariño, para que sepan que no están solos y que si importan por lo menos a los que hemos tenido la suerte de trabajar con ellos y que nuestro mayor deseo es poder seguir encontrando sus sonrisas por los pasillos del hospital. Y si ellos lo desean les pondré nombre a sus historias si desean contárnoslas, de momento se a ciencia cierta que lo están pasando mal y creo que es de honor apoyar a ellos y a sus familias en estos duros momentos.

Desde aquí también quiero dejar abierto este espacio para todos aquellos que tengan una historia como esta que contar, las personas si importan, por lo menos a mi, así que si tienes una historia que contar, escríbeme, cuéntame y yo la difundiré encantada.

Bicos a tod@s.